Se define al ion o ión (del griego ión, participio presente de ienai "ir", de ahí "el que va"), a un átomo o a una molécula que tiene carga eléctrica, ya sea negativa o bien positiva.

Cuando en un proceso se lleva a cabo un intercambio de electrones se dice que se tiene una ionización, ya que ha ganado o perdido electrones un átomo o una molécula (unión de varios átomos). Los iones cargados negativamente, es decir, los producidos por la ganancia y saturación de electrones, se conocen como aniones (son atraídos por el ánodo) y los cargados positivamente, consecuencia de una pérdida de electrones, se conocen como cationes (son atraídos por el cátodo).

Hablar de ionización y deionización es lo mismo, pues el efecto es igual. En el primer caso se desprenden electrones y en el segundo, los electrones son absorvidos. En consecuencia, lo que se obtiene es precisamente ese intercambio de cargas eléctricas.


>  Efecto Ionizante
EFECTO IONIZANTE DEL OZONO
En el ambiente abundan los iones, ya sean negativos o positivos. Sin embargo, existe una mayor cantidad de iones positivos, manteniendose una proporción de 5 a 4 en una atmósfera equilibrada. Este fenómeno lo encontramos en ambientes de ciudades, pero en las cascadas, el mar, la campiña, en montañas o cuando llueve y después de una tormenta eléctrica el fenómeno es a la inversa, abundando más los iones negativos.
Energía de Ionización

Es la energía necesaria para separar completamente el electrón más débilmente unido de la corteza electrónica de un átomo en su estado fundamental, de tal manera que, en el electrón arrancado, no quede ninguna energía residual (ni potencial ni cinética). A este se le denomina primera energía de ionización y el potencial eléctrico equivalente, es decir, la energía dividida por la carga de un único electrón, se la conoce como el potencial de ionización. Estos términos también se emplean para describir la ionización de las moléculas y de los sólidos, pero los valores no son constantes debido a que la ionización puede estar afectada por factores como son la temperatura, la química y la geometría superficial.


Ionización Física

En los procesos físicos suelen separarse los electrones de una molécula neutra. Para lograrlo, tendrá que aportarse la energía necesaria y eso es posible calentando a elevada temperatura (suele formarse un plasma), mediante irradiación ionizante (luz ultravioleta, rayos-X o irradiación radiactiva tipo alfa, beta o gama), aplicando campos eléctricos fuertes o bien bombardeando una muestra con partículas. De este modo se genera una partícula con carga positiva (catión), además del electrón liberado. Los procesos de ionización están implicados en la formación de rayos durante las tormentas, en la generación de la luz en las pantallas de plasma y en los tubos fluorescentes, siendo la base de la espectroscopía de masas.
Ozonización versus Ionización negativa

Habrá que tener en cuenta que al ozonizar el ambiente (fabricar Ozono a partir del aire o el oxígeno) estaremos ionizando negatívamente el aire, algo que, como veremos, resulta beneficioso para el ser humano, plantas y animales.
IONES POSITIVOS

El exceso de iones positivos, también llamados iones gruñones, son perjudiciales para vegetales, animales y humanos. Los inones positivos no saludables están presentes, en parte, por efecto de un aire mal acondicionado, por los materiales sintéticos, las computadoras y aparatos eléctricos como son los electrodomésticos e incluso por la falta de vegetación. Estos iones son frecuentemente causas de dolor de cabeza, irritabilidad, cefaleas, mareos, apatía, cansansio, insomnio, disminución en la actividad sexual y en particular, de rinitis, alergias y asma, especialmente en personas hipersensibles como son los niños.

En días o climas húmedos o polvorientos, las partículas negativas son absorbidas por el polvo y la humedad del ambiente, provocando ello una escasez de iones negativos.
IONES NEGATIVOS

Una atmósfera cargada con iones negativos, también llamados iones felices o vitaminas del aire, nos ofrecerá una relajación física y mental, mejorando así la memoria y la concentración, disminuyendo la ansiedad y la neurosis y permitiendo un mejor rendimiento laboral, siendo éste el efecto percibido en los balnearios. Se ha comprobado que los iones negativos reducen la segregación de la hormona Serotonina, a veces llamada "hormona del estrés".
LAS VIRTUDES DEL OXÍGENO

El oxígeno, cargado negativamente, se absorbe a través de la piel y es más respirable y benéfico para el cuerpo, ya que es diluido más fácilmente en la sangre. El motivo de tal absorción reside en que la sangre contiene hierro, que es de carga positiva y al igual que ocurre con cualquier imán, se atraen las cargas opuestas. En este caso, hierro ionizado positivamente y oxígeno ionizado negativamente, también se atraerán. Debido a que el oxígeno está cargado negativamente es importante estar en lugares bien oxigenados, prucurando oxigenar la casa, oficina o lugares de entretenimiento, pues esto permite estar rodeado y respirar este gas vital, que además contrarresta los iones positivos.

Estudios realizados en la Universidad de California con cereales y vegetales pusieron de manifiesto que, en una atmósfera pobre en iones negativos, las plantas enfermaban, mientras que si eran expuestas a una lluvia de iones negativos, crecían más rápidamente de lo normal. A su vez, otros experimentos llevados a cabo en Rusia con ratas, cerdos y conejos, demostraron que, en una atmósfera sin iones negativos, los animales enfermaban y llegaban a morir en pocos días.
Efectos en el organismo

Cuando aprendemos cómo la carga iónica altera el organismo, resulta sencillo entender y reconocer muchos de los efectos provocados por ello.
- Sistema respiratorio. Las mucosas de la tráquea y los bronquios tienen unos pequenos cilios o filamentos que vibran continuamente para limpiar el aire que respiramos y para filtrar los gérmenes microscópicos que viajan en él. Cuando la atmósfera está cargada con iones negativos, los cilios mantienen su actividad vibratoria, elminando de este modo las sustancias nocivas como son el polvo, el polen, el humo, etc. Sin embargo, cuando hay más iones positivos que negativos, la función de los cilios se altera y el sistema respiratorio lo manifiesta a través de alergias, asma, bronquitis o sequedad en la garganta.

- Sistema nervioso. El exceso de iones positivos causa una sobreproducción de Serotonina, lo cual provoca hipertensión, estrés, agotamiento, insomnio, ansiedad e incluso depresión.

- Sistema circulatorio. Debido al aumento de la Serotonina por el exceso de iones positivos, los vasos sanguíneos se contraen, provocando menor circulación sanguínea en el cuerpo, lo cual hace que circule menos oxígeno, conduciendo a un déficit en la salud general.

- Actividad Sexual. Una atmósfera con iones negativos estimula la actividad sexual y favorece la fertilidad, tanto en el hombre como en la mujer. Esto es debido a que la Serotonina produce estrés, lo cual suele inhibir la líbido y por lo tanto, la actividad sexual.

- Piel. Los iones negativos mejoran la epidermis, permitiendo que se absorba mejor el oxígeno por la piel, lo cual influye en las alteraciones cutáneas como son el acné, psioriasis, urticaria, quemaduras, etc.
Cuando el agua está en movimiento, como es el caso de las caídas de agua y en las olas, se producen los iones negativos por acción del choque de la misma agua. Al dividirse la partícula de agua y respirarla, se percibe la carga iónica negativa.

Se canta en la ducha porque ésta produce Iones Negativos. La sensación de bienestar en la playa se debe a que las olas del mar producen una superabundancia de Iones Negativos (proporción de 70% a 30% Positivos). Por ejemplo, en las cascadas del Parque Nacional de Yosemite, USA se han llegado a contabilizar hasta 100.000 Iones Negativos por cm3. Ahí tenemos la razón de la inspiración y el romance que generan las Cataratas del Niágara. Un bosque de pinos también genera cantidades ingentes de iones negativos.
Este es un motivo importante por el que, una atmósfera cargada, como por ejemplo antes de una tormenta, especialmente las personas sensibles, llegan a sentir ansiedad con ahogos y estrés, dolores y se vuelven potencialmente agresivos. Es el estrés electromagnético o electroestrés, causado por la gran carga eléctrica del aire, saturado de iones positivos. Pero después de la tormenta y gracias al efecto benéfico de la lluvia, los iones negativos (iones felices), descargan y refrescan la atmósfera, permitiendo el relax y el descanso profundo. De hecho, se relaciona el conducir mal con el hecho de que va a llover.

La carga positiva del ambiente se denomina "carga estática" y la percibimos perfectamente cuando sufrimos una descarga eléctrica al tocar algún metal o a otra persona, a lo que algunos llaman "darnos toques". La mayoría de veces este efecto ionizante proviene de los materiales sintéticos de los muebles y de los textiles (sillas, sillones, camas, cortinas, alfombras, ropa y calzado). Por ello se recomienda usar materiales naturales, entre los que encontramos la lana y el algodón.
Efecto Ionizante













Copyright © 2014-2017 Top Ozono. Todos los derechos reservados  |  Aviso legal  |  Protección de datos  |  Financiación y Subvenciones  |  Contacto

Ingeniería mediambiental para la Desinfección definitiva y ecológica del Aire y del Agua