Los generadores de Ozono son equipos que imitan los fenómenos físicos que se producen en las tormentas y por esa razón, podemos identificar el olor del Ozono con el de la atmósfera tras una tormenta. También podremos oler el Ozono cerca de equipos eléctricos de alto voltaje o que produzcan chispas, siendo ese el caso de muchos motores eléctricos que generan Ozono al producir chispas en los contactos de sus escobillas. Visualmente, el fenómeno se manifiesta por la aparición de un efluvio violeta.
Su gran ventaja es que su único residual es el oxigeno y por tanto, no deja ningún tipo de residual químico peligroso. Por ello, resulta ideal para la desinfección de alimentos y/o superficies en la industria alimentaria.

Entre las infinitas aplicaciones, ha sido utilizado habitualmente en:

· Purificación de aguas residuales y para el consumo humano y animal.

· Prolongar el tiempo de conservación de alimentos perecederos

· Eliminación de olores en incendios.

· Eliminación de plagas en silos de grano.
Oxida hierro y manganeso, depurando y descomponiendo químicos como son el benceno, cetonas, ácidos, derivados del azufre, detergentes, cianuro, nitritos, fenoles, pesticidas y herbicidas, el moho de los aires acondicionados de vehículos y edificios y el amoniaco de los aseos. Desinfecta los excrementos de las granjas de animales o el de los recipientes utilizados para los animales en el hogar.

El Ozono convierte el altamente tóxico monóxido de carbono, producido por la automoción en las grandes ciudades, en inofensivo dióxido de carbono.

Además, mejora especialmente la conservación de los alimentos en las cámaras frigoríficas, reduciendo las mermas sin ocasionar reducción significativa de color en la piel o envoltura exterior, ni oxidación, ni pérdidas de sabor. Por último, ahuyenta definitivamente la polilla, carcoma, termitas, etc.
El Ozono, además de Desodorante, es Desinfectante (Protozoicida, Bactericida, Viricida, Fungicida y Esporicida), destruyendo con gran rapidez la Giarda, Escherichia Coli, el Cryptosporidium, Estreptococos, Estafilococos, Colibacilos, Helicobacter Pylori, etc., así como las más enérgicas toxinas difterianas y tetánicas.
Desde finales del siglo XIX se estudian las propiedades desinfectantes y antisépticas del Ozono, utilizándose con gran eficacia en tratamientos ambientales.

El Ozono es el compuesto más oxidante después del flúor (un gas muy venenoso para el ser humano), pero a diferencia de éste, el Ozono, en cantidades controladas, resulta beneficioso para el ser humano y no genera residuos contaminantes, sino que su residuo es la simple molécula de oxígeno (O2). Así, en la actualidad, el Ozono es la herramienta más efectiva para conseguir las más potentes y mejores garantías de desinfección, siendo del orden de 300 a 3.000 veces más efectivo que el cloro. De este modo, consigue destruir microorganismos que el cloro no elimina y ademas, lo realiza en periodos de exposición muy reducidos.

En cantidades perfectamente admisibles, e incluso beneficiosas para el ser humano, actúa de forma eficaz como agente bacteroestático y fungicida, evitando contagios y eliminando alergias.
Elimina sustancias irritantes, alérgicas y molestas, reduciendo notablemente el nivel de microorganismos presentes en el ambiente y descomponiendo olores y sabores.
· Tratamientos médicos y estéticos.

· Desinfección de conductos de aire acondicionado.

· Esterilización de quirófanos y salas blancas.

· Lavado y desinfección en lavandería industrial.

· Agua de aporte y aguas de proceso para todo tipo de industrias.

· Desinfección de vehículos donde se han producido vómitos u otros vertidos.
Cómo se genera el Ozono

El Ozono (O3) es el oxígeno oxidado, la molécula triatómica  del oxígeno, es decir, una variedad inestable del oxígeno. Se genera por la activación de la molécula diatómica (O2) del oxígeno. Esta activación puede ser provocada por la energía irradiada de los rayos ultravioleta en longitud de onda inferior a 220 nanómetros o bien por la acción de una descarga eléctrica, de elevado potencial alterno, a través de una masa de gas que contenga oxígeno. Cuando esto ocurre, el O2 se descompone en dos átomos independientes de Oxigeno (O1) que pasan a juntarse rápidamente con una molécula de O2, formando una "molécula de oxígeno más poderosa", el O3. De ahí deriva su nombre científico de Trioxígeno. Por tanto, 3x(O2) => 2x(O3).

Los rayos ultravioletas sobre el oxígeno atmosférico forman la llamada ozonosfera o "capa de Ozono", cuya misión es, precisamente, la de filtrar la radiación ultravioleta procedente del sol.

El ozono (O3), es muy inestable, recuperando su estado original (O2) al cesar el motivo que lo generó, o bien al interactuar con partículas orgánicas, virus, bacterias, protozoos, etc.
Ozonoterapia

Se le reconoce un gran poder cicatrizante, oxigena la sangre reforzando los glóbulos rojos y reduce la anemia. El O3 tiene carga negativa, eliminando los radicales libres, que tienen carga positiva, reduciendo así el malestar general. Ya está aceptada la relación existente entre ambientes con mayor nivel de Ozono y una menor formación de procesos cancerígenos.
En menos de un segundo, el átomo extra de oxígeno desprendido de la molécula de Ozono se enlazará con el otro material.

Como producto residual permanecerá solamente la molécula de oxígeno pura y estable. Su gran inestabilidad y poca duración no le permite ser almacenado, debiendo generarse in situ para ser usado de inmediato.
El Ozono puede producirse desde el aire ambiental (21% oxigeno, 78% nitrógeno, 1% otros gases), llamado Ozono estándar o desde el oxígeno puro (suministrado por un tanque de oxigeno o por un concentrador de oxígeno), llamado en este caso Ozono puro. Como el aire ambiental contiene un 78% de Nitrógeno, además de Ozono se producirá Oxido Nitroso, el cual puede llegar a ser tóxico. La convertibilidad del oxigeno ambiental en Ozono es del 1% al 2% en peso y del oxígeno puro del 2% al 10% en peso.
Las cargas negativas, tal y como ocurre con cualquier imán, son atraídas rápidamente por las cargas positivas y aquí es donde radica el milagro.

Los microorganismos patógenos (bacterias, virus, hongos, priones, esporas, moléculas de olor...) tienen carga positiva, y al chocar con éstas, gracias al alto poder oxidante del Ozono, son destuidas casi de forma inmediata, destruyéndose a la vez también el Ozono, el cual perderá un átomo de Oxígeno (O1), dejando como residual la molécula de Oxígeno (O2).
EL PODER DESTRUCTIVO DEL OZONO
1- ACCIÓN DESODORANTE

Se trata de una propiedad fácilmente comprobable y es muy útil en la eliminación de olores desagradables.

El ozono posee la propiedad de destruir, no sólo los olores, sino directamente la causa que los produce sin añadir ningún componente químico y sin enmascararlos, creando un ambiente más fresco y agradable, como ocurre después de llover.

Además de la materia orgáncia en suspensión, sobre todo en sitios cerrados, la causa de los olores son los distintos microorganismos producidos por el sudor, la humedad, el tabaco, las comidas, etc. Así,  por un lado destruye la materia orgánica por ozonolisis y por otro, ataca los microbios que se alimentan de ella.
2- ACCIÓN MICROBICIDA

La acción micribicida o germicida es la propiedad más importante del Ozono y por la que más aplicaciones se le atribuyen.

El Ozono puede ser considerado como el agente microbicida más rápido y eficaz que se conoce, eliminando incluso los microorganismos que no son sensibles a la desinfección con cloro. Por ello, actúa en un amplio espectro germicida que engloba la eliminación de:

    · Bacterias (efecto Bactericida)
    · Virus (efecto Viricida)
    · Hongos (efecto Funguicida)
    · Esporas (efecto  Esporicida)
    · Protozoos (efecto Protozoicida)
- El Ozono tiene una acción decolorante en el agua, algo que le aporta transparencia y cristalinidad.

- La inestabilidad del Ozono conlleva que su vida sea muy limitada, ya que rápidamente se recombina dejando como residuo la molécula de Oxígeno. Esto impide su almacenamiento y a diferencia del cloro, obliga a ser fabricado en el mismo lugar de consumo.

- Las moléculas de Ozono son iones negativos. Estos evitan posibles estados nerviosos a que da lugar la simple espera en una sala de espera. Por ese motivo es mucho mejor el uso de un ozonizador que el de un simple ionizador, ya que el ozonizador genera iones negativos y además oxida los elementos patógenos.

- Con un residual de Ozono en el agua de sólo 0,6 mg/m3, la acción bactericida sobre el Escherichia Coli se realiza en tan sólo 2,5 minutos.
Realizamos instalaciones industriales a medida para cada proyecto. En esta web encontrarás, además, una extensa variedad de Aplicaciones y Tratamientos con Ozono, tanto a nivel industrial como semi-industrial.
Sus indicaciones en Ozonoterapia son muy amplias y vendrían determinadas por sus propiedades antiinflamatorias, antisépticas, de modulación del estrés oxidativo y de mejoría de la circulación periférica y la oxigenación tisular. Se utiliza el Ozono como agente terapéutico por su alta capacidad oxidante y de cicatrización y como medio de activación de ciertas proteínas (IFN-beta, TGF-beta) y células del sistema inmune sanguíneo.
Tal y como ocurre en el juego del 'como cocos', las moléculas de Ozono actuarán velozmente "comiendo" o eliminando cualquier patógeno en aire o agua. Cuando han terminado con todo, es entonces cuando empieza a apreciarse el exceso de Ozono mediante su característico olor. Por tanto, podemos ajustar el generador de Ozono hasta el límite justo en el que elimine cualquier producción de contaminantes sin llegar a producir ningún tipo de olor.
La molécula de Ozono (O3), compuesta de tres átomos de Oxígeno (O1), tiene carga negativa, y sabemos que las cargas negativas eliminan los radicales libres que causan el cáncer.
CURIOSIDADES DEL OZONO

- El Ozono, inyectado en el agua, genera peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) y radicales libres de hidroxilo, potente oxidante por encima incluso del Ozono. De este modo, oxidará de forma mucho más rápida que las propias moléculas de Ozono. Ello explica la gran eficacia del Ozono como desinfectante en el agua, así como su capacidad para oxidar la materia orgánica, eliminar olores y sabores desagradables y degradar compuestos químicos de diversa naturaleza.

- Según la FDA, el organismo regulador de alimentos y medicamentos en América, el Ozono acaba con el 99,9992% de todos los microorganismos patógenos conocidos cuando se insufla en el agua. Estando el cuerpo humano constituido de un 70% de agua, resulta evidente darse cuenta de la efectividad del Ozono en la eliminación de toda clase de patógenos del cuerpo cuando se utiliza en ozonoterapia o cuando nos bañamos en agua ozonizada. También entenderemos por qué es tan efectivo lavar verduras con agua ozonizada (el 95% de una lechuga está compuesta por agua).

- El Ozono destruye los microorganismos patógenos oxidándolos. Por este motivo, éstos no pueden desarrollar inmunidad al Ozono.
- Nuestras células utilizan el Oxígeno para oxidar. Teniendo en cuenta que la molécula de Ozono tiene tres átomos de Oxígeno, se entiende que tendrá más poder de oxidación que la propia molécula de Oxígeno, que sólo tiene dos átomos de Oxígeno. Por tanto, el Ozono mejora el proceso respiratorio a nivel celular.

- Las moléculas de Ozono pesan más que el aire y por esta razón tienden a caer, purificando en su caída. Si en su caída encuentran vapor de agua, formarán peróxido de hidrógeno, un componente del agua de lluvia, razón por la cuál las plantas crecen mejor con agua de lluvia que al ser regadas con aguas subterráneas.

- En condiciones normales de presión y temperatura, en el agua, el Ozono es hasta trece veces más soluble que el Oxígeno. A pesar de ello encontraremos en el agua más oxígeno que Ozono, ya que al haber en el aire mayor concentración de oxígeno que de Ozono, resulta fácil entender que en el agua se encuentre disuelto también mayor cantidad de oxígeno que de Ozono.



LA MATERIA PRIMA DEL OZONO
El Ozono estándar es usado comúnmente para la mayoría de las aplicaciones, como por ejemplo en procesos de desinfección de agua de cisternas domésticas y de conjuntos residenciales, para tratamiento de aguas industriales y aguas residuales, aguas de riego, etc.

Se recomienda utilizar Ozono puro para el tratamiento de aguas ultra puras, para embotellar o para uso  en la industria de alimentos en general, para uso hospitalario, tinas de parto en agua o de baño para
quemados, en ozonoterapia, en purificación de quirófanos, pabellones de quemados, salas de espera, salas de enfermos terminales, Unidades de cuidados intensivos, etc.

El Ozono tiene un gran índice reactivo, algo que le confiere una corta vida y como tal no puede almacenarse para su transporte como ocurre con cualquier otro gas. En consecuencia, el Ozono debe ser generado en el sitio y ser usado inmediatamente.
3- ACCIÓN DESENGRASANTE

El ozono (O3), al ser una variedad muy inestable del oxígeno (O2), tiende a perder rápidamente el átomo extra, algo que ocasiona que desgrane las partículas de suciedad, ejerciendo un efecto blanqueante en los tejidos y ayudando, en parte, a reducir la necesidad de utilizar productos químicos y agua caliente (a partir de 40ºC el Ozono se descompone con mayor rapidez). Al poder utilizar agua fría para la limpiar, se entiende que disminuye drásticamente el consumo energético y al reducirse el uso de productos químicos, se protege de forma inmediata la salud y el medio ambiente.
Desde principios de siglo XX se usó para tratamiento del agua y posteriormente para purificar el aire. Incluso se usa directamente sobre el organismo humano con fines terapéuticos (Ozonoterapia). El Ozono, aplicado al ambiente, realiza tres acciones fundamentales:
Hay que tener en cuenta que el Ozono, inyectado en el agua, genera componentes tan o más oxidantes que el propio Ozono, como son el peróxido de hidrógeno (agua oxigenada), el Oxígeno atómico (O1), o el Hidroxilo, componentes que aumentarán la efectividad del proceso.

>  Acerca del Ozono
ACERCA DEL OZONO
Copyright © 2014-2017 Top Ozono. Todos los derechos reservados  |  Aviso legal  |  Protección de datos  |  Financiación y Subvenciones  |  Contacto

Ingeniería mediambiental para la Desinfección definitiva y ecológica del Aire y del Agua